¿Crédito o Arrendamiento?

Crédito
El crédito, como tradicionalmente lo conocemos, es el derecho a disponer de dinero o capital ajeno a cambio de un interés, pagando tanto capital como intereses en un plazo previamente establecido. Enfocándonos en el caso particular de los automóviles, el crédito automotriz es un financiamiento con garantía, el auto, para la adquisición de vehículos a uso particular.
Un crédito se formaliza mediante contrato en el cual se hace constar que una persona está recibiendo cierta cantidad de dinero de parte de otra persona o institución a cambio de devolver dicha cantidad más un porcentaje de intereses, y en un tiempo determinado.
Principales características del crédito automotriz:
·         Los pagos mensuales se aplican a la compra del vehículo, cuya propiedad se adquiere al momento de liquidar el crédito.
·         Se requiere dar un enganche de aproximadamente 25% del valor del vehículo.
·         Los pagos mensuales son más altos que en el arrendamiento, porque representan el costo total del auto y no solo la depreciación que sufre durante la vigencia del contrato.
·         Existen más opciones de periodos, van desde los 6 hasta los 60 meses.
·         El mantenimiento y demás servicios son voluntarios, no hay requisitos establecidos como en el arrendamiento.
Tratamiento contable y fiscal
Al disponer de capital ajeno para para invertir en un bien, la contratación de un crédito genera un pasivo para el contratante. De igual manera el vehículo adquirido pasa a formar parte del activo de quien contrata ya que si bien, dispuso de capital ajeno, el bien es propio.
La deducción en los créditos consta de 2 partes. En lo que respecta al vehículo, este pasa a depreciarse de acuerdo a lo establecido en la Ley de ISR. Del crédito, únicamente se puede deducir el IVA de los intereses.
Con base en lo anterior, podemos determinar que quien opta por adquirir un auto mediante la opción de un crédito no lo hace pensando en deducción de impuestos, conservación de capital o constante actualización. El crédito funciona para quien gusta tener un auto por mucho tiempo, hacerle modificaciones y principalmente, no teniendo en cuenta el aspecto fiscal de la operación.



Arrendamiento
El arrendamiento o “leasing” es el instrumento a través del cual una empresa (la Arrendadora) se obliga a comprar un vehículo para otorgar el uso y goce del mismo a otra (la Arrendataria), durante un plazo forzoso a cambio de una renta que las partes fijan desde un principio, incluyendo los gastos adicionales; como pueden ser: la investigación de crédito, comisiones por apertura de crédito, placas, tenencia, seguro, entre otros.
Principales características del arrendamiento:
·         Los pagos mensuales se aplican a la renta del auto, cuya propiedad se puede adquirir al final del plazo al liquidar el valor residual.
·         Se requiere dar un enganche aproximado del 15% del valor del vehículo.
·         Los pagos mensuales son más bajos que en el crédito automotriz, porque no representan el costo total del auto.
·         Los plazos del arrendamiento van de 12 a 48 meses.
·         El mantenimiento es obligatorio y el arrendatario debe mantener en buenas condiciones el auto durante el periodo del arrendamiento.
Tratamiento contable y fiscal
De acuerdo con la definición de arrendamiento, es la arrendadora quien compra un vehículo y otorga al arrendatario el uso del mismo; siguiendo esta lógica, el arrendatario no está utilizando capital ajeno para tener el vehículo, es la arrendadora quien desembolsa el capital para lograr este fin. De ahí que el arrendamiento no genere una deuda para el cliente. Al no ser un pasivo y al únicamente gozar del uso del bien, el vehículo adquirido tampoco califica como un activo, ya que únicamente se está pagando una renta mensual por la utilización del mismo.
La deducción que genera el arrendamiento, que puede ser de hasta 100% del valor del vehículo, proviene de las rentas mensuales.


Tipo de compra
Detalles de la operación
Desembolso inicial /
total
Crédito
En el crédito tradicional, hay un enganche cercano al 25% del valor del vehículo. Únicamente se puede deducir el IVA de los intereses, esto significa que durante el plazo, la deducción generada estará muy por debajo de lo que ofrece el arrendamiento con ASSET.
Desembolso de aproximadamente 25% del valor, el cual no es deducible de entrada.
Arrendamiento Puro
El arrendamiento con ASSET genera rentas por una cierta cantidad mensual, en plazos de 12, 18, 24 o 36, de manera que año con año la totalidad de las facturas pueden ser 100% deducibles, para ISR, IETU e IVA.
Desembolso inicial de aproximadamente 15% del valor del vehículo.